Actividades para niños de preescolar

Las actividades para los niños en edad preescolar son muy importantes para favorecer el desarrollo de habilidades y destrezas, cuyo propósito es potenciar su capacidad para tomar decisiones, resolver problemas y desenvolverse de manera armoniosa dentro de la sociedad.

Por tanto, es necesario incluir actividades para los niños de preescolar, que sean tanto individuales como grupales, que requieran ser realizadas de manera independiente o con algún tipo de apoyo, para promover en el niño un desarrollo equilibrado y completo de sus capacidades.

Te invitamos a seguir leyendo, para que conozcas algunas de las actividades para niños de preescolar que los ayudará a divertirse mientras están aprendiendo.

Clasificación de objetos según el color

Con esta actividad, los niños aprenderán a diferenciar los colores. Para llevarla a cabo necesitarás una mesa con varios objetos como frutas, juguetes, retazos de tela, ganchos o entre otros, y se realizarán recuadros de cartulina u hojas de diferentes colores.

Luego, frente a los niños se colocarán cestas individuales, dentro de las cuales los chiquillos deberán ubicar los objetos que correspondan a cada color. La actividad puede comenzarse con un pequeño número de objetos, trabajando con 4 o 5 colores, y luego ir aumentando el número de objetos y la cantidad de colores.

Por ejemplo, si el niño toma una manzana, deberá colocarla en el recipiente que está frente al recuadro de cartulina de color rojo, o si toma una pelota de color azul, deberá introducirla en el recipiente que corresponda a dicho color. Esto lo hará con el resto de los objetos que se encuentren sobre la mesa.

Dibujos para colorear

Esta es una de las actividades más sencillas para los niños en edad preescolar. Consiste en imprimir una serie de láminas o de comprar un libro para colorear.

Además, otra manera de hacerlo y que también es entretenido, es a través de internet, pues hoy en día existen muchas páginas online para que los niños se diviertan con esta actividad.

Las ventajas que trae esta actividad para los niños, aparte de estar entretenidos, los ayudará a mejorar su coordinación ojo mano, y fomentará la motricidad.

Aprender el abecedario con dibujos y canciones

Elabora o imprime patrones de las letras del abecedario en hojas blancas o de colores, y en la otra cara de la hoja coloca un dibujo de un animal o cosa que empiece por esa letra.

Por ejemplo, la letra m y el dibujo de una mesa, para que de esta manera los niños se vayan familiarizando con el abecedario y vayan aprendiendo nuevo vocabulario.

Además, esta laminas puedes combinarlas con canciones para que los niños memoricen más rápido las letras del abecedario. Incluso esta actividad puede realizarse para que los niños aprendan el alfabeto en otros idiomas.

Actividad para reconocer las formas

Esta actividad tiene como finalidad que los niños aprendan a identificar y diferenciar las diferentes formas. Para ello, se necesitará cajas de cartón o cualquier otro recipiente.

Seguidamente, pegar en la parte exterior de la caja diferentes figuras como círculos, cuadrados, triángulos, rectángulos, corazones o cualquier otra figura que quieras enseñarles a los niños.

Luego, coloca sobre una mesa las figuras de cartulina que correspondan a esas formas. Los niños deberán introducir cada una de las figuras en el recipiente al que pertenezcan.

Memoria para aprender a contar

Esta actividad ayudará a que los niños aprendan los números de manera sencilla. Para hacerla, solo necesitarás varias láminas grandes de cartulina de diferentes colores.

Tomarás una lámina y la dividirás en 2 partes. En una mitad dibujarás un número y en la otra mitad dibujarás una cantidad de objetos que correspondan a dicho número.

Luego, recortarás la lámina para que de esta manera se convierta en 2 láminas. Esto lo harás con todos los números que quieras enseñar a los niños.

Esto se hará con la finalidad de que el niño busque cada pareja, tomando en cuenta el número y la cantidad de objetos que el mismo representa.

Gimnasio para niños

El principal objetivo con esta actividad es que los niños desarrollen su parte cognitiva y motora con movimientos corporales que incluyen sentarse, gatear, arrastrarse, caminar, correr, escalar, deslizarse, en fin, todas aquellas acciones que les permitan, a través de sus sentidos tomar conciencia del alcance de su propio cuerpo.

Generalmente, estas actividades se realizan con colchonetas o esterillas de yoga en el suelo para hacer volteretas, abdominales, ejercicios con las piernas, etc.

Otra actividad, es colocar una serie de cordeles o lana de tejer de un sitio a otro en el espacio en que te encuentres, como si fuera una tela de araña, para que los niños intenten atravesarlo sin tocarlo. Si lo tocan, deben comenzar el recorrido desde 0.

La búsqueda del tesoro perdido

Para llevar a cabo esta actividad, necesitas de varias cajas, que harán la función de cofres dentro de las cuales se colocará un recuadro de cartulina en el que se escribirá un valor como: respeto, responsabilidad, solidaridad, amor, etc.

Luego, cuando los niños encuentren los cofres con la palabra que está dentro de cada uno de ellos, se procederá a discutir en grupos el significado de los valores y en qué posibles situaciones pueden manifestarse los mismos.

Este tipo de actividad se hace con el fin de fomentar la interacción entre los niños y enseñarles la importancia de los valores éticos y morales.

Actividad con los 5 sentidos

Con esta actividad, los niños aprenderán a diferenciar los 5 sentidos. Para ello, realizarás

5 estaciones que corresponderán a los sentidos: gusto, olfato, vista, tacto y oído.

Cada una de las estaciones estará identificada con la parte del cuerpo encargada de percibir dicho sentido, y los niños irán pasando por ellas de manera grupal.

Por ejemplo, en la estación del gusto probarán diferentes alimentos para percibir lo dulce, salado, ácido y amargo, y así sucesivamente con las demás estaciones.

Este tipo de actividad ayuda a los niños a diferenciar los 5 sentidos y además les ayuda a conocer que parte del cuerpo les permite percibirlos.

Memoria de letras y figuras para familiarizarse con el abecedario y vocabulario

Para esta actividad necesitas láminas de cartulina. Cada cartulina, la dividirás por la mitad, colocando de un lado una letra del abecedario y en la otra mitad un animal u objeto cuyo nombre empiece por esa letra.

Por ejemplo, en una mitad de la cartulina se coloca la letra E, y en la otra mitad puede colocarse la figura de un elefante, y así sucesivamente.

También, añade el nombre del animal u objeto para que los niños vayan familiarizándose con su escritura. Con esta actividad los niños irán aprendiendo las letras del alfabeto mediante la asociación de animales o cosas que ellos ya conocen.

Aprendiendo a contar con palitos de madera y bolitas de plastilina

Esta es una de las actividades más sencillas. Consiste en tomar varios palitos de madera y colocarles los números del 1 al 10 en la parte superior del palito.

Seguidamente, se las darás a los niños y luego les pedirás que peguen en la paleta una cantidad de bolitas de plastilina que corresponda al número que aparece en la parte superior del palito. Con esta actividad, los niños trabajarán sus habilidades numéricas.